Tensión ocular es el nombre coloquial de la presión intraocular. Su presencia es necesaria, aunque problemática si se encuentra por encima o por debajo de los valores normales, en cuyo caso existe mayor riesgo de glaucoma. El glaucoma es un daño que se produce en el nervio óptico producido por una presión intraocular anormal. Afecta principalmente a las personas mayores de 40 años y a las personas con antecedentes familiares. El mejor tratamiento para prevenir este tipo de problemas es el diagnóstico precoz. Es aconsejable controlar anualmente la presión ocular, sobre todo si se tiene más de 40 años.

Debido a la importancia que le damos a la prevención, ofrecemos este servicio de manera gratuita. Puede consultarnos llamando por teléfono o por correo electrónico.

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
He leído y acepto la política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted